¿Cómo sé que mi bebé se estresa?

¿Cómo sé que mi bebé se estresa?

Todos, incluso nuestros bebés, estamos expuestos a experimentar situaciones que nos alteran, causan ansiedad y sensación de peligro. Estas afectan el estado físico, psicológico.

 

Si comienzas a notar que tu bebé llora mucho, no duerme como antes o ha dejado de comer, quizá está sufriendo un cuadro de estrés, sí, como los que llegamos a tener nosotros y es que ellos lo experimentan a causa de las desatenciones, por eso debemos observar todas las actitudes de nuestro peque para evitar que estos problemas crezcan.

 

Las más comunes y a considerar son: falta de atención, ansiedad por separación, rozadura del pañal, alergias, cólicos, enfermedades, alimentación que no le guste, el ruido o el aislamiento y falta de amor.

 

Pero, ¿cómo podemos prevenir este estado? Te damos algunas sugerencias para hacerlo:

Préstale la atención necesaria para su buen desarrollo, nuestros peques merecen tiempo sin interrupciones, es decir, olvídate del cel, la tele, la compu, de todo, cuando estés con tu chiquitín debes estar al 100% con él, así tu bebé experimentará armonía, seguridad y apego.

Demuéstrale que su hogar es un lugar donde reina la paz, que transmite cariño y que es seguro para dormir, comer, jugar y vivir. Evita los gritos, desesperación o enojos, ya que este tipo de actitudes las perciben nuestros peques y los pueden estresar.

 

Distingue las señales de tu bebé a tiempo, es decir, si tu bebé bosteza, quizá tenga sueño, o si se chupa la manita puede ser que tenga hambre, pero si nos adelantamos podemos responder de manera oportuna sus necesidades y eso evitará que conviertan en lloriqueos, llantos y berrinches.

 

Recuerda que parte del trabajo de mamá se da por la noche, si estás muy cansada puedes hacer turnos con tu pareja o alguien que te ayude a cuidarlo, ya que en la noche es cuando nuestro peque puede tener mayor ansiedad o estrés por separación, así que debes estar muy al pendiente para que no ocurra, también considera tenerlo cerca por la noche, en el mismo cuarto, esto ayuda a reducir los niveles de cortisol (hormona del estrés), además, podrás responder de manera casi inmediata a sus sobresaltos con cariño y calma.

 

El contacto físico es una gran opción contra el estrés, abrazarlo, darle caricias cada vez que puedas para liberar oxitocina, la hormona del amor. Pero procura no exagerar, ya que el contacto físico también puede abrumarlo y más si viene de desconocidos.

Crea rutinas, las de alimentación y sueño son las principales. Enséñale a entender en qué momento duerme, come y juega. En un mundo que corre a una velocidad impredecible, un poco de rutina le vendrá de maravilla, calendariza sus siestas y baños a la misma hora todos los días de la semana o el día que le toque. Esto le ayudará saber qué pasará en su día y lo tomará con tranquilidad.

 

Observa bien qué tipo de cosas le gustan y cuáles no, si cuando te alejas de él parece que comenzará a llorar, no lo dejes solo, mejor llévalo contigo, dentro de poco podrás dejarlo sin problemas.

 

Estimularlo de manera excesiva puede provocar estrés, estar expuesto a experiencias nuevas o juguetes que no entiende pueden hacer que se deprima o se exalte, observa su comportamiento y si notas algo raro cambia de actividad.

 

Reduce tus niveles de estrés, una mami relajada es más consciente y si no tenemos preocupaciones podremos estar más al pendiente de lo que necesita nuestro bebé. Además, nuestros peques aprenden de nuestros comportamientos. Por eso, ten mucho cuidado con lo que dices, haces o sientes.

 

El llanto es una de las manifestaciones de estrés, no hay que dejarlo llorar por mucho tiempo.

 

Por otro lado, el estrés puede tener algunas consecuencias como los son: disminuye las funciones del sistema inmunológico, riesgo de contraer alergias, sufrir malestares digestivos, padecer trastornos del sueño, incluso puede reducir su confianza y empatía.

 

Ahora que somos mamás, no hay que preocuparnos, debemos ocuparnos para que nuestro bebé crezca feliz, por eso pon mucha atención a lo que hace y cómo lo hace.

 

Hasta la próxima.

DANOS TU OPINIÓN
Querida mamá, ya no sientas culpa.

Querida mamá, ya no sientas culpa.

Sabemos que tener un bebé es lo más maravilloso del mundo, nos lo han enseñado por generaciones y es que cada vez que vemos a nuestros pequeños nos decimos a nosotras mismas que todo valió la pena.
Leer más
¿Cómo sé que mi bebé se estresa?

¿Cómo sé que mi bebé se estresa?

Todos, incluso nuestros bebés, estamos expuestos a experimentar situaciones que nos alteran, causan ansiedad y sensación de peligro. Estas afectan el estado físico, psicológico.
Leer más
¿Cómo detectar una alergia en tu bebé?

¿Cómo detectar una alergia en tu bebé?

Las alergias son reacciones de nuestro sistema inmunológico. Esto significa que nuestro cuerpo está demostrando que se está protegiendo a través de síntomas como inflamaciones, urticaria, secreción de fluidos e in
Leer más
La música nos puede cambiar la vida

La música nos puede cambiar la vida

A todas nos llega en algún momento. Lo vimos muy lejano, pero no hay ciclo que no se cumpla y cuando lo tenemos de frente buscamos una salida a ese temible berrinche, a ese lloriqueo incesante que nos vuelve locas, por eso hoy les queremos ofrecer
Leer más
¿Eres una mamá inquieta? Aprende a manejar tu tiempo

¿Eres una mamá inquieta? Aprende a manejar tu tiempo

Sabemos que ser mamá nos cambia la vida, y a partir de ese momento tenemos que organizar nuestro tiempo de manera efectiva para atender nuestras actividades.
Leer más
Crónicas de mamá: Mamá fitness

Crónicas de mamá: Mamá fitness

Hacer ejercicio a diario es difícil para cualquiera, pero más para nosotras las mamás. Entre el trabajo, el bebé y la vida social, estamos agotadas la mayoría del tiempo. Es difícil encontrar el balance para hacer
Leer más