Querida mamá, ya no sientas culpa.

Querida mamá, ya no sientas culpa.

Sabemos que tener un bebé es lo más maravilloso del mundo, nos lo han enseñado por generaciones y es que cada vez que vemos a nuestros pequeños nos decimos a nosotras mismas que todo valió la pena. Pero lo que nadie nos ha explicado es que no todo es color de rosa, que hay un camino de frustraciones sin resolver y que no siempre vamos a sentirnos felices.

 

Así que hoy queremos hablarte de las situaciones más cotidianas que hacen sentir culpa a las mamás y papás y que no queremos que te frustren más.

 

¿Por qué no amo todos los momentos de la maternidad?

Justo eso, ser mamá es una montaña rusa de emociones. No sientas culpa por estar cansada, por desear tiempo para ti o incluso por pensar que extrañas tu vida o cuerpo antes de estar embarazada. Es normal. Y es un momento para aceptar que todos los días todo está cambiando. Eso sí, los momentos buenos siempre son mejores y son todas esas primeras veces de nuestros bebés las que nos recuerdan que todo ha valido la pena. No tengas pena de un día quejarte, ¡no te guardes nada!

 

No sé si estoy haciendo lo correcto

Hoy, ser mamá es un momento increíble gracias a toda la información y tutoriales a los que podemos acceder. Pero, a la vez, encontramos tanta información sobre lo que es o no correcto que podemos entrar a un mundo de frustración. Sumado a esto, te empezarán a llegar miles de opiniones de personas cercanas (y no tanto) que apoyarán o criticarán la forma en que estás llevando todo a cabo. Recuerda que no hay una forma correcta de ser mamá y debes sentirte contenta con hacer tu mejor esfuerzo posible.

 

¿Debería trabajar más o menos?

Trabajar y ser mamá es más que un reto, y te encontrarás con sentimientos encontrados sobre cuánto tiempo deberías dedicar a cada una de las tareas. Por un lado, sabemos que muchas empresas siguen sin empatar ambos temas y tener facilidades para que tus decisiones sean más sencillas. Por otro, para muchas de nosotras, nuestra vida profesional estaba en primer lugar antes de que llegara nuestro bebé. Seguir tus metas no tiene nada de malo, además de que muchos estudios demuestran que los hijos de madres que trabajan son mucho más independientes, así que busca el equilibrio que te acomode entre trabajo y maternidad. ¡Tú puedes!

 

No estoy aprovechando el tiempo con mi bebé

No importa qué tipo rutina tengas, estés en casa o cuando llegas del trabajo, siempre tendrás la sensación de que el tiempo que pasas con tu hijo debería ser más productivo. ¡La realidad es otra! Está increíble buscar un tiempo para estimular el desarrollo de tu bebé, pero tu peque solo necesita tiempo para demostrarte todo lo que será capaz de hacer. Goza cada momento, sin presiones y sin sentir que naciste para entretener a tu bebé. Él ya disfruta cada momento contigo.

 

No soy una mamá perfecta

Despídete de esta idea. Nadie lo es. Aún así sabemos que hay otras situaciones que te debes estar cuestionando, como si deberías cocinar más, si sientes que tienes tu casa descuidada o ya no le has prestado atención a tu familia. Cuando tengas estos pensamientos, date 5 minutos y reflexiona qué hábitos estás teniendo,  consideras que no son tan sanos o piensas que no tendrán buenos resultados en un futuro. Sentir algo de culpa nos ayudará a establecer nuestros límites y conocer qué cosas no nos están convenciendo.

 

Llegó el segundo bebé

Has construido un gran lazo con tu bebé y ¡ahora llegó el segundo! Muchas cosas serán más sencillas, talvez te preocupes menos o sepas manejar pequeños detalles como una experta. Pero darle la bienvenida a una nueva persona en la familia te podría despertar pensamientos que nunca imaginaste, como si sientes preferencia por alguno de tus hijos, si le estás destinando la suficiente atención a cada uno o que el primero se sentirá desplazado.

 

Hay mucha presión social por la expectativa de ser mamá, pero no te dejes llevar por las opiniones. Ser mamá es un proceso muy personal y aprenderás que no puedes hacer todo al mismo tiempo. ¡Encuentra el equilibrio perfecto y disfruta!

Otros Padecimientos
Alergia a la proteina de leche de vaca

Alergia a la proteina de leche de vaca

Es la enfermedad o padecimiento que presentan los niños por su respuesta...
Leer más
Cólico

Cólico

El cólico aparece habitualmente alrededor de las 2 a 4 semanas de vida y nadie sabe exactamente porqué sucede...
Leer más
Diarrea

Diarrea

Desde el punto de vista de la nutrición, el intestino es uno de los órganos más...
Leer más
Estreñimiento

Estreñimiento

El estreñimiento, llamado también constipación, es un trastorno en la frecuencia de defecación...
Leer más
Reflujo

Reflujo

¿Qué es el reflujo gastroesofágico? Consiste en el retorno del contenido del estómago...
Leer más
Crónicas de mamá: Mamá fitness

Crónicas de mamá: Mamá fitness

Hacer ejercicio a diario es difícil para cualquiera, pero más para nosotras las mamás. Entre el trabajo, el bebé y la vida social, estamos agotadas la mayoría del tiempo. Es difícil encontrar el balance para hacer
Leer más
Situaciones fuera de lo cotidiano: ¿Cómo actuar con nuestros bebés?

Situaciones fuera de lo cotidiano: ¿Cómo actuar con nuestros bebés?

¿Qué pasa cuándo nos enfrentamos a situaciones inesperadas?
Leer más
Cosas que juraste nunca hacer como mamá

Cosas que juraste nunca hacer como mamá

Cuando nos hacemos madres, juramos ser la mejor del mundo. No una mamá común y corriente, no una mamá del montón, ¡sino la mejor! La más cool, la más diferente, la que no será igual que su mamá
Leer más
Crónicas de mamá: La creativa

Crónicas de mamá: La creativa

Crónicas de mamá: La mamá creativa nos cuenta como resolver problemas cotidianos de una forma diferente
Leer más
Guía de supervivencia para cuando llevas a tu hijo al trabajo

Guía de supervivencia para cuando llevas a tu hijo al trabajo

Descubre que debes tener en cuenta si vas a llevar a tu peque al trabajo
Leer más
Practiquen yoga juntos

Practiquen yoga juntos

Hacer una actividad física con tu peque, puede favorecer la conexión emocional entre ustedes, así como la relajación, el bienestar físico y emocional de la familia que la practica.
Leer más