La leche materna es la mejor opción para la alimentación de los bebés y se recomienda su uso el mayor tiempo posible. Cuando la lactancia materna no sea posible se deberá consultar al médico quien determinará de acuerdo a las necesidades de su bebé la fórmula láctea más adecuada. Así también el médico sugerirá la alimentación complementaria para un adecuado crecimiento del niño sano o cuando se requiera alguna dieta especial por problemas gastrointestinales.

 

En esta sección encontrarás sugerencias de menús desde el nacimiento hasta los 3 años.

 

Recuerda que tu médico es quien determinará de forma específica la alimentación de tu hijo.